REGRESAR A ÍNDICE DE ARTÍCULOS                           REGRESAR A PÁGINA PRINCIPAL

 

EL   CHAME  -  DORMITATOR LATIFRONS -  UNA OPCIÓN  DE  VIDA  PARA LAS COMUNIDADES DE ESCASOS RECURSOS ECONÓMICOS EN LA  COSTA ECUATORIANA.

 

 

Por: Dr. Omar Loor Risco, M.Sc.

 

 

Dr.Médico Veterinario y Lic. Comunicación Social.

Ex Decano,  Ex Subdecano y Profesor Principal  por 34 años en la Facultad de Medicina Veterinaria  Universidad de Guayaquil.

Investigador y Planificador en JUNAPLA y CONADE .

Gerente de las Compañía  BALZAGRO, CINDES ,  AQUAINDUSTRIA.

Ha realizado trabajos de investigación y producción de Chame

en las haciendas San José y Puca- Pacheco

Balzar   Provincia del  Guayas.

 

 

           

 

La provincia del Guayas es parte de la región  de la Costa ecuatoriana,  con más de tres millones de habitantes,  presenta enormes contrastes en  relación a la distribución poblacional actual,  según estudios de CEDEGE en la provincia del Guayas:    el 60% de la población se concentra en Guayaquil dedicados a las actividades de producción, comercio  y servicio;  el 30% en los espacios intermedios como Milagro,  Daule,  Colimes,  Balzar,  Santa Elena,  Naranjito, Yaguachi y Salitre y el 10% integra el área rural con parroquias de baja densidad poblacional dedicadas a la explotación agropecuaria y bioacuícola.

 

En  esta provincia en relación a la salud  se la caracteriza como un sector desatendido en el aspecto  nutricional,  siendo muy visible la desnutrición en los campesinos que en lugar de consumir 2.000 calorías diarias en sus dietas alimenticias,  apenas cubren 1.454 calorías diarias,  disminuyendo ostensiblemente en las zonas rurales hasta llegar al consumo de apenas 500 calorías diarias en su mayoría con consumos de hidratos de carbono contenidos en la alimentación en base a  arroz,  fideos y algo de fréjoles.

 

Los descriptores causales como la pobreza,  desempleo, la ignorancia,  el deterioro progresivo de la salud y la deformación de valores sociales y culturales,  nos permite identificar como el problema principal el deterioro del nivel de vida y la desnutrición  ascendente en la población  costeña de escasos recursos,  que requiere que se les dé respuesta inmediata a esta carencia  nutricional.

 

La propuesta de este proyecto de explotación, crianza, y producción del Chame en pozas salobres cercanas  a los ríos de la Costa y en especial de la provincia del Guayas,  justifica ampliamente  este requerimiento de necesidad  alimenticia  y serviría para mejorar   no sólo la nutrición del campesino sino de fuente de trabajo en la producción y comercialización del chame.

La finalidad de este proyecto es el de producir Chame que remedie en parte la desnutrición en gran escala porque cada 100 gramos de este pez  contiene 20% de proteínas que serviría  para el consumo masivo de la población del agro y de los pobladores que habitan  áreas suburbanas en  las ciudades de  la  Costa ecuatoriana.

 

 

Como objetivo general del proyecto  es el producir el chame en piscinas de agua salobre ampliando el mercado de  oferta nacional del pescado a menor precio .   Los objetivos específicos en la parte operativa es el de elaborar un diseño de ambientación experimental para que vivan y se desarrollen  los Chames en piscinas ( albarradas) de agua salobre;  controlar de forma técnica el crecimiento periódico del chame;  realizar estudios de mercado  para la distribución , comercialización y promoción del  consumo  masivo.

 

Las metas de este proyecto cubre el cultivo de 2.000 alevines en una piscina  de 5.000 m2 de extensión y una profundidad de más de un metro;  al alcanzar  el Chame un peso de 600 gramos y una longitud de 21 a 35 cm en el lapso de ocho    meses,  los peces estarán listos para la venta y el consumo  popular.

 

En relación a la Metodología empleada utilizamos en el aspecto teórico los conocimientos biológicos y veterinarios de profesionales especialistas como Bonifaz 2_/, Campos 3_/,  Chang, Navas y Gómez 4_/ Roxana Bravo 5_/ además de Métodos Generales y Particulares  reconocidos en las Ciencias Naturales, Veterinaria, Administrativa y Comunicacional.

 

Nuestra hipótesis de trabajo es la siguiente :  El Chame de forma natural vive y se reproduce en condiciones normales en los estuarios de los ríos por tener agua salobre de 14 a 18% de salinidad y sus fondos son ricos en especies vegetales que les sirve de alimento. Estos peces   podrían  desarrollarse  en piscinas y albarradas que presenten las  condiciones apropiadas de  salinidad variable y   sus fondos  sean enriquecidos con capa vegetal  y algo de concentrados alimenticios,  de acuerdo a sus requerimientos;  podrían engordarse  durante ocho meses para la distribución,  el comercio y el consumo masivo  en el agro y las zonas suburbanas de las ciudades de la costa .  Las variables a emplear serían tipo  de hábitat, salinidad requerida,

 suministros  de productos naturales y concentrados alimenticios para acelerar el proceso de  engorde y terminación del Chame,  estudio de mercado para el consumo y técnicas comunicacionales para la promoción del producto a la población ecuatoriana  de escasos recurso económicos.

 

El marco institucional tiene como entidad auspiciante a  la Universidad de Guayaquil - Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia y auspician en el aspecto ejecutivo empresas privadas como CINDES, PISCINDUSTRIA, AQUAINDUSTRIA,  BALZAGRO y experiencias del  empresario agropecuario  Mario Quiñónez  asesor de Hogar de Cristo.

 

 

 

CARACTERIZACIÓN  DEL HABITAT NATURAL  DEL CHAME

 

La población de la Costa Ecuatoriana desde sus orígenes ha desarrollado una tecnología autóctona para producir alimentos para su supervivencia,  especialmente la producción de pescados en las albarradas naturales y los camellones artificiales con todo un sistema de entradas y salidas de agua siguiendo las pendientes naturales del terreno tal como lo expresa Lenín  Ortiz en sus documentos.

 

En el Ecuador el Chame se lo encuentra desde el estuario de San Lorenzo y delta del río Esmeraldas,  deltas  de los  ríos Chone,    Portoviejo,  Guayas hasta el estuario de Santa  Rosa provincia del Oro.

 

En Manabí es donde se encuentra el Chame ,especialmente en los cantones Chone, Tosagua, Calceta,  Junín.  Las poblaciones  asentadas en las orillas de los ríos especialmente  en los estuarios,  manglares y pantanos,  se han alimentado con el Chame y otros pescados en los humedales en que habitan 12 especies de peces,  crustáceos y 164 especies de aves.

 

En la provincia del Guayas Ortiz expresaba   que el consumo de Chame se lo ha realizado en esta  provincia   tal como constan en los descubrimientos arqueológicos  de las improntas encontradas en la orillas del Daule en las riberas de las poblaciones  de  Balzar y Colimes.  También se los encuentra de forma abundante en la zona de Samborondón,  Yaguachi,  Petrillo,  Chongón y en el estero Salado de Guayaquil. 

 

El Chame tiene como  su hábitat natural  lo siguiente: clima tropical y/o  subtropical,  agua que varía desde 21º  a 30oC con un promedio de 26oC.  Salinidad de 14% con tolerancia al oxígeno hasta el  0.4 ppm,  un PH que varía desde 6,4 a 9,4 y una densidad de 5 chames adultos por m2.

 

Las características   externas del Chame citado por Bonifaz 1_/  es de un pez  con cabeza ancha, ojos laterales,  mandíbula de igual longitud,  dientes comprimidos en ápice,  numerosas espinas  branquiales bien  desarrolladas y dispuestas en dos series en cada arco.  El intestino es bastante largo.

 

El Chame está sometido en su estructura a la relación  con la comunidad animal y vegetal,  pues,  su hábitat lo constituyen las ciénegas de agua dulce o tierras pantanosas cubiertas con  plantas acuáticas en donde se entierran hasta la cabeza que la dejan expuesta a  la superficie del agua apreciando en su “región dorsal una amplia vascularización por donde el Chame realiza el intercambio gaseoso con el aire,  solventando la hipoxia del medio” ( Bonifaz).

 

En relación a los factores abióticos comprende  la pluviosidad,  temperatura,  caudal del río,  temperaturas de agua,  salinidad, PH, oxígeno, relacionados con la Cuenca Hidrológica  y Climatológica de la Costa.  Los  factores bióticos se los ha realizado por medio de la recolección de plantas cercanas a las ciénegas y manglares cuyas investigaciones las ha realizado la Escuela Politécnica Nacional de Quito.

 

La alimentación se la realiza directamente tomando del hábitat algas microscópicas,  fitoplancton,  rotíferos y copépodos,  restos de vegetales provenientes de raíces de plantas acuáticas    

( lechugas y jacintos de agua)  pastos y detritus,  considerados por estas condiciones al Chame  ( Chang, Navas y Gómez) como pez filtrador,  iliófago y herbívoro.

 

Al relacionar las funciones del pez podemos establecer las funciones transformadoras a través de la luz solar que la transforma en energía biológica para dar lugar a la materia requerida;  las funciones generadoras utilizan las materias nutrientes necesarias para su mantenimiento y las reguladoras por medio de la respiración acuática.

 

 

La fecundidad del Chame se lo realiza con la presencia del macho que fecunda los huevos de la hembra y que al ser expulsados al exterior  se transforman primero en larvas ,  después en alevines que posteriormente serán los peces adultos de más de medio kilo de peso y una longitud de 21 a 35 cm de largo. Lo importante  de la reproducción es la de que el pez se reproduce en un hábitat propio del clima subtropical y el agua debe ser salobre como el de los estuarios que marcan la desembocadura del río al mar.

 

 

Una de las característica de este pescado, es que fuera del agua puede demorar hasta dos días vivo fuera del estanque o poza.  Por lo que se facilita el comercializarlo vivo ,  especialmente, para las personas de escasos  recursos que no tienen refrigerador para tener carne  blanca y fresca para consumirlo.

 

 

 

ENGORDE  Y  DESARROLLO  DEL CHAME EN  PISCINAS ARTIFICIALES.

 

Sobre el engorde  hemos encontrado literatura  en las Universidades del país,  especialmente  en  la Universidad Politécnica Nacional  y Católica de Quito,  además de la   Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad  Agraria y Universidad de Guayaquil.

 

Sobre aspectos reproductivos han faltado recursos económicos,  técnicos y bibliográficos  para determinar  la reproducción e  inclusive sobre la cantidad de huevos fecundados que  son de cinco a siete millones que desovan  de los ovarios de las hembras;  después son expulsadas las larvas para convertirse en alevines  de 5 a 10 gramos y  cinco centímetros  de longitud,  para transformarse en pez adulto con una longitud de 21 a 35 cm de largo y peso aproximado de más de medio kilo.

 

La reproducción del Chame  ha sido estudiada  por Campos lo que nos permite aseverar de que la salinidad es muy importante para que exista fertilidad y se lo pudo constatar  en la represa Simbocal -  Manabí en 1982 ,  en que el dique no fue abierto,  por consiguiente  no hubo corriente en el río ni mezcla de agua dulce con la salina del  mar.  En ese año no se encontraron peces con gónadas en fase de desove y su pesca posterior fue ínfima.  Estos hechos comprueban la necesidad de la salinidad   formada por la mezcla de  agua dulce del   río con la del mar  formando  el  agua  salobre apta  para la reproducción   del Chame.

 

Con estas experiencias entregadas por especialistas para fundamentar nuestro marco teórico referencial,  expuse el anteproyecto en la Oficina de Proyectos rentables  de  la Universidad de Guayaquil,  pero al constatar  que los contactos  no daban los resultados  esperados,   he realizado gestiones con empresas privadas  por lo que he iniciado los trabajos de investigación sobre el desarrollo y engorde del Chame en la Hacienda San José de Balzar en el km. 99 vía a Daule,  en donde presto mis servicios profesionales.

 

Por encargo,  solicité que se pescaran los alevines   en Manabí -  Bachillero -  se los pescó  por la noche del día anterior con trasmallo, challo y  atarralla,  luego se los  introdujo  dentro de jaulas de caña que permanecieron en el agua por 24 horas como especie de cuarentena.  Transcurrido este tiempo se los sacaron  vivos de estas  jaulas  y se los contaron  previamente  para ubicarlos en  envases o tachos amplios de plásticos , embarcándolos en el balde del camión tapados con una lona desmontable,  pues, cada hora de camino había  que refrescarlos  rociándolos  con el agua del río que se lo ha extraído ( nunca se usó agua potable por que el cloro les hace daño ) y en esta forma se cubre la transportación de Manabí a  la zona de Balzar  provincia del Guayas.

 

  Debido a que el agua del río Daule tiene un grado bajo de salinidad,  procedí a aclimatar los  alevines y  peces de 5 a 8 cm,    en un estanque  preparado previamente  con el  agua salobre del río originario,  para que   tengan las mismas condiciones de los  estuarios de los ríos de Manabí.  El porcentaje de mortandad por la transportación fue del  10%,  la baja mortalidad en el mantenimiento   concordó  con estudios como los de Fitch ( 1962  y Cannon ( 1977)  en que expresan  sobre que  este pez puede soportar diversos grados de salinidad,  desde 36º hasta llegar a un mínimo de 12%. 

 

Los Chames traídos desde Manabí a la hacienda San José de Balzar, han permanecido   en las piscinas  artificiales llenadas    con agua del rìo Daule a base de bombeo, y se han alimentado por el lapso de cinco meses con el lodo de la descomposición de las plantas acuáticas del   piso de la piscina y de los  jacintos de agua en la parte superior alcanzando 18 a 20 cm de largo . A los  ocho meses  se los ha  pesado llegando a  un peso aproximado de  600 gramos  y una longitud de 28 a 30 cm que es lo ideal para la comercialización y el   consumo humano.

 

 

En relación a la reproducción  no  hemos realizado  su estudio por carecer de instrumentos y laboratorios para su seguimiento.  Sólo estamos investigando el engorde y  el mantenimiento del chame en piscinas individuales  para entregar el Modelo de acuerdo a las experiencias  sobre dicho manejo.

 

 

 

DISTRIBUCIÓN  Y   COMERCIALIZACIÓN  DEL CHAME PARA  EL CONSUMO  POPULAR.

 

 El negocio del Chame en el Ecuador  ( Loor F. 2000 ) no tiene claros protagonistas empresariales,  lo que es una oportunidad  para la integración vertical.  La cadena empresarial se inicia con la captura de  alevines,   su   distribución,  engorde,  reproducción,  venta  y consumo popular.  Lo ideal sería que los restaurantes y salones también lo consumieran y hasta podrían utilizarlo como recreación y turismo en los salones de comida, para que lo pesque el cliente y a la vez se los puede premiar  por escoger el más gordo o el más escurridizo,  de acuerdo al concurso.

 

El negocio artesanal se lo realiza casi siempre por encargo.  Se pesca la cantidad solicitada  por el intermediario.  Se los  saca poco a poco de las jaulas ubicadas en el río  y se los ubica en las cestas de plástico o de caña  para cubrirlos con una lona desmontable  con la finalidad de regarles agua poco a poco en el viaje de 3  horas o más . Luego viene el engorde en la piscina preparada para el efecto tanto el agua con diversos grados de salinidad ,  el suelo con manto vegetal y la superficie con los jacintos de agua.

 

La distribución   del Chame generalmente entero es muy apreciado  en Manabí por ser una carne  blanca  gustativa , rica en proteínas,  sin espinas, sin parásitos internos y muy  carnuda. Se lo comercializa  en las plazas de pescado  de Tosagua, Calceta, Junìn,  Tosagua,  Portoviejo,  Manta, Jipijapa, el Carmen, en Santo Domingo de los Colorados provincia de Pichincha y en la Provincia del Guayas en Samborondón,  Daule , Petrillo, Durán, Yaguachi,  Tarifa , Empalme, etc.   En las zonas  rurales   de la Costa podrían consumir el Chame pero generalmente no  conocen este pescado,  siendo necesario realizar una campaña publicitaria  tanto para la producción como para el consumo.

 

El valor del chame es variable:   cuesta 0.5 dólar cada pieza,  en invierno se abarata el pescado y en verano es más caro.  Como negocio es bueno y se requiere que empresarios se dediquen a producirlos especialmente los que tienen camaroneras y/o arroceras.

 

Para llegar al consumo masivo  es importante que la campaña  se relacione con los medios tecnológicos como la radio y la televisión con propuestas de platos elaborados con Chame como :   asados,  fritos, fileteados en torrijas,  corviches, bollos, cazuelas,  tortas de sal,  pastelillos,  paté, ensaladas, ceviches,  zango, sopa, etc.  En esta forma  si el Chame ingresa como plato diario dentro de la dieta  popular en razón a las proteínas que ofrece,  palatabilidad,  uso del pescado fresco,  habremos cumplido nuestro objetivo que es el mejorar la nutrición de la gente del agro y de los pobladores que habitan en las periferias de las grandes ciudades que sufren de enfermedades carenciales y nutritivas.

 

C O N C L U S I O N E S   Y   R E C O M E N D A C I O N E S

 

El Chame se cría y reproduce de forma  natural  en ciénagas,  manglares y tierras pantanosas cercanas  a los estuarios de los ríos.

 

Cuando se trata de  engordarlo  en piscinas artificiales,  se requiere un previo acondicionamiento  para que el paso del agua salobre a agua dulce no provoque mortalidad en el pez acostumbrado al agua  salada.

 

El chame es un buen negocio  para  los empresarios agropecuarios , especialmente los camaroneros  que en la actualidad tienen sus piscinas desocupadas por la mancha blanca, que  podrían emprender  esta producción.

 

Los restaurantes y salones de comida podrían  trabajar con platos ricos y variados  cuya experiencia lo hay en la Provincia de Manabí, apoyando los Medios de Comunicación para su consumo.

 

Las familias,  especialmente las del agro y  las que tienen pocos recursos económicos,  deberían servirse el Chame como requerimiento nutritivo,   por que este pescado  ofrece proteínas 20%, vitaminas A, B1,B2, B6 , C y  no presenta parásitos internos en su organismo,  tienen pocas espinas siendo aptos para el fileteado debido a la carnosidad del pez.   

 

Istituciones públicas y privadas, ONG’s  y las Universidades del país especialmente las vinculados con los aspectos agropecuarios y bioacuícolas  deberían  realizar investigaciones y proyectos de intervención para mejorar la economía tanto del país como de la población ecuatoriana.

 

El COMCIEC- ANC y los Municipios y consejos Provinciales de la Costa ecuatoriana,   podrían realizar gestiones para que un proyecto como éste  de investigación y desarrollo,    se lo pueda llevar a cabo en beneficio  del país.

 

 

B I B L I O G R A F I A

 

1.                 Bonifaz, Campos,  Castelo,  Chang;  Neptalí,  Margarita, Rodrigo, Blythe;  El Chame una nueva fuente de alimentación e ingresos;  Fundación Ciencia;  pontificia Universidad Católica del Ecuador; Quito 1985.

2.                 Chang, B.D. y Navas W;  Seasonal variations in growth,  condición and gónada of Dormitator Latifrons in the Chone river Basin,; Ecuador; j. Fish Biol; 1984.

3.                 Dirección General de Pesca y Fomento Pesquero;  Consideraciones generales y realidad del cultivo del Dormitator Latifrons -  Chame – en el Ecuador;  Revista Latinoamericana de Acuicultura, Lima Perú; 1980.

4.                 Florencio,A y Serrano M;  Algunos aspectos sobre la biología del Chame – Dormitator latifrons;  Revista Ciencias del Mar y Limnología; Guayaquil., Ecuador  ,1981.

5.                 Yánez Arancibia,A y Díaz González, g; Ecología trofodinámica Dormitator latifrons ( Richardson) en nueve lagunas costeras del Pacífico de México. Centro de Ciencias deml mar y Limnología;  Unidad Nacional Autónoma de México; 1977.

6.                 CEDEGE;  Criterios para una política de Producción alimentaria para la producción humana de la República del Ecuador; Comisión de Estudios.

7.                 Bravo Roxana, Dra.  Estudios sobre el Chame.  Documentos presentados en la Universidad de Guayaquil, Oficina de Proyectos Rentables; 1988.

8.                 Loor Salazar, Fernando;  proyecto Chame para Aquaindustria y Piscindustria; Guayaquil; 2000.

9.                 INEC; Las cifras del Banco Mundial;  Green Cover Draft Confidencial Report No. 14533 – Ecuador.

10.            CENDES  -   INEC;  Consumo interno del pescado fresco y demanda potencial.

11.            Anchieta Calderón y Landa Cannon, A ; Reseña taxonómica y biológica de los peces cultivados en el área andina incluyendo la Costa del Perú.  La Acuicultura en América Latina.  FAO.  Informes de pesca; 1977.

 

 

 

REGRESAR A ÍNDICE DE ARTÍCULOS                           REGRESAR A PÁGINA PRINCIPAL